Malla vaginal y prolapso de órganos pélvicos


La malla transvaginal, un tipo de malla quirúrgica colocada en la vagina, se usa generalmente durante procedimientos quirúrgicos vaginales a fin de reparar el suelo pélvico. Por ejemplo, este material en general se usa para reparar el Prolapso de órganos pélvicos,  o POP. A pesar de que la malla transvaginal ha sido utilizada por mucho tiempo para corregir el prolapso de órganos pélvicos, muchas mujeres han experimentado complicaciones a raíz de dicho material quirúrgico, a veces obteniendo peores condiciones que las previas a la cirugía. Si sufre de POP, debe tener en cuenta varios aspectos antes de proceder a la cirugía.

La relación entre la malla transvaginal y el prolapso de órganos pélvicos

POP suena aterrador pero en realidad es una condición común en las mujeres. Durante el embarazo o el parto, el recto, el útero o la vejiga pueden desplazarse debido a que los músculos se estiran o debilitan. Cuando los órganos pélvicos se caen o descienden de su posición normal dentro del estómago bajo y comienzan a empujar contra las paredes de la vagina, la situación se denomina POP. Esta condición puede ser incómoda y hasta dolorosa y si bien puede mejorar con el tiempo, también puede empeorar.

La vejiga es el órgano más común en caer, pero varios órganos pélvicos pueden caer simultáneamente. Esto incluye el recto, el intestino delgado, la vagina, el útero y la uretra. Más comúnmente, el prolapso se debe al esfuerzo realizado durante el parto, que estira o debilita músculos en el estómago bajo. Si estos músculos no se recuperan luego del parto, no pueden soportar los órganos pélvicos.

POP también puede ocurrir luego de una histerectomía, cirugía para quitar el útero. Cuando se quita el útero, los órganos pélvicos quedan con menos soporte y eso puede provocar su caída. Si los ejercicios especiales para fortalecer los músculos pélvicos fallan o la condición es grave, se podrá necesitar una cirugía. Durante el procedimiento, se podrá utilizar una malla quirúrgica diseñada para reparar la hernia para ayudar a fortalecer los tejidos vaginales. Esta malla viene en diferentes tipos– las versiones en polipropileno y poliéster son las más comúnmente usadas.

Los problemas relacionados a la malla vaginal y al prolapso de órganos pélvicos

En 2002, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (“FDA” por su sigla en inglés) aprobó esta malla vaginal para reparar el POP. La FDA les ofrece varias vías a los pacientes y/o a los organismos proveedores de salud para informar sobre eventos adversos a causa de medicamentos o dispositivos médicos. Los fabricantes también deben llevar el registro de los potenciales resultados adversos relacionados a sus productos. Durante los primeros años, la malla vaginal fue utilizada para reparar el POP y para tratar otra condición denominada incontinencia urinaria de esfuerzo, se reportaron 1.105 eventos adversos.

Entre 2008 y 2011, hubo 2.874 informes de eventos adversos adicionales. En un informe de 2011 sobre este tema, la FDA reveló que los problemas más comunes tenían lugar cuando la malla se utilizaba para reparar el POP. Estos problemas incluían dolor, infecciones en el área quirúrgica, problemas en las vías urinarias, sangrado desde la ubicación de la malla y erosiones de la malla o protuberancia de los tejidos bandos. Los problemas más serios involucraban el daño a los órganos cercanos.

Los problemas relacionados con la malla vaginal el prolapso de órganos pélvicos en general se sufren por lo menos un mes luego de la cirugía. El tiempo promedio de la erosión de la malla varía según el paciente. Para tratar una erosión, infección o dolor a causa de la introducción de la malla, en general se necesita una incisión  para quitar la malla. A veces se necesitan varias cirugías a fin de quitar la malla y reparar el POP.

Las víctimas de malla vaginal deberían consultar a sus médicos y buscar asesoramiento legal

Si usted o una mujer que quiere sufrió de complicaciones de malla a causa de una cirugía de malla transvaginal para corregir el prolapso de órganos pélvicos, es importante que consulte con su médico inmediatamente. Asegúrese de guardar los registros de todas sus citas, procedimientos y gastos médicos, ya que su abogado de la malla transvaginal necesitará toda esta información en caso de optar por la indemnización por lo daños sufridos.

Si le gustaría investigar la posibilidad de presentar una demanda contra la malla vaginal, le solicitamos que se ponga en contacto con Bernstein Liebhard LLP lo antes posible. Nuestros abogados expertos evaluarán su caso por completo y presentarán una demanda individual en su representación si tiene un reclamo válido. Para hablar con uno de nuestros abogados de malla vaginal, por favor complete el formulario en línea o llame al 1 (888) 342-9902 y un miembro de nuestro equipo legal se pondrá en contacto con usted con brevedad.

National Law Journal Hot List Legal 500 Award