Demandas por la malla transvaginal en proceso mientras que mujeres reciben millones

1


En 2011, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció que el uso de la malla transvaginal no presentaba beneficios aparentes en comparación con otros métodos quirúrgicos tradicionales para tratar el prolapso de órganos pélvicos. Sin embargo, según estudios médicos, tanto la intervención de la malla como la implantación del dispositivo podrían causar complicaciones graves.

Siguen aumentando las demandas por la malla transvaginal

Hasta junio de 2013, más de 20.000 mujeres en todo el país presentaron demandas por la malla transvaginal, afirmando que el dispositivo es peligroso y defectuoso. De hecho, el Panel Judicial sobre Litigios Multidistrito (JPML, por sus siglas en inglés), ha creado procesos judiciales independientes dentro del tribunal federal para las causas que involucran varios fabricantes; se han centralizado cinco litigios multidistrito ante el Juez Federal de los Estados Unidos Joseph Goodwin para el Distrito Sur de Virginia del Oeste, según un comunicado de prensa de Newsday.

Según el tribunal, hay por lo menos 6.028 demandas contra AMS, 5.763 demandas por la malla Gynecare de Ethicon, 3.557 demandas contra Boston Scientific, 2.938 demandas que involucran a Bard Avaulta y 329 demandas contra Coloplast por el vendaje de la vejiga.

En el sistema de tribunales federales, los primeros juicios por la malla vaginal están programados para comenzar en julio de 2013 por las demandas que involucran la malla de Bard Avaulta. Hacia finales de 2013 y principios de 2014, se programarán tres juicios adicionales que involucran la malla transvaginal de Ethicon, de Boston Scientific y de AMS.

Polémico proceso de Aprobación de la FDA

Muchos de los dispositivos de malla en cuestión fueron aprobados a través del polémico proceso conocido como 510(k). En este proceso de aprobación, la FDA sostiene que el fabricante no necesariamente necesita realizar pruebas previas a la venta y estudios de seguridad, siempre y cuando el dispositivo sea similar en estilo y función a otros productos que ya están en el mercado. Las demandas por la malla transvaginal afirman que uno o más fabricantes tuvieron la intención de precipitarse al lanzar sus dispositivos de malla transvaginal y no lograron ejercer la diligencia debida llevando a cabo las pruebas necesarias antes de lanzarlas.

Se les están otorgando millones a las mujeres que sufren lesiones

Muchas causas ya fueron a juicio en tribunales federales, en uno de ellas, una mujer recibió $ 5.5 millones por daños y perjuicios en California a causa de una demanda por la malla transvaginal Bard Avaulta en julio de 2012. A la mujer le habían implantado el dispositivo para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo, pero poco tiempo luego de la intervención, la malla comenzó a afectar su colon, causándole muchísimo dolor. Para el momento del veredicto el año pasado, la paciente había necesitado ocho cirugías adicionales para extraer la malla y corregir los problemas que la cirugía inicial había causado.

Además, un tribunal federal de Nueva Jersey le otorgó en febrero de 2013, $ 11.1 a una mujer que buscaba obtener una indemnización por daños punitivos a causa del dipositivo de malla Ethicon Gynecare Prolift.

¿Debería preocuparse?

Toda mujer que haya recibido un implante de dispositivo de malla transvaginal debería tener una razón para estar preocupada. Muchas mujeres recibieron esos implantes para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE) y el prolapso de órganos pélvicos (POP), enfermedades que en general surgen a causa del debilitamiento de la pelvis durante el embarazo o parto. Algunas mujeres también pueden sufrir el prolapso de otros órganos internos, tales como el recto, la cúpula vaginal, intestino delgado, vejiga y útero. Actualmente, sin embargo, lo que debería ser una intervención simple y segura, se ha convertido en un evento catastrófico ya que cada vez más mujeres están sufriendo de efectos secundarios graves que incluyen los siguientes:

  • Nueva incontinencia urinaria
  • Daño al nervio y dolor neuropático
  • Incapacidad de mantenerse sentada o de pie sin sufrir un dolor insoportable
  • Dificultades sexuales
  • Protuberancia de la malla en la pared vaginal
  • Inflamación e infección
  • Perforación y erosión de los órganos

Pese a que la malla fue diseñada para fortalecer el tejido debilitado y evitar que los órganos no se hinchen en la vagina de la paciente, aparentemente el dispositivo ha causado más problemas de lo que ha curado.

¿Está sufriendo?

Si usted o alguien que conoce recibió el implante del dispositivo de una malla transvaginal y ahora está sufriendo efectos secundarios adversos, contáctenos hoy mismo. Nuestros abogados expertos pueden trabajar con usted para determinar si tiene derecho a presentar una demanda para obtener indemnización por sus lesiones. El tiempo en general es la esencia de estos casos, así que es importante que actúe ahora. Por favor llámenos al 1-888-342-9902 o envíe el formulario de evaluación gratuita de caso de esta página.

1 Comment

  1. maria cristina
    maria cristina11-06-2013

    tengo la malla hace un ano y medio estoy sufriendo hace varios meses de dolor pelvico infecciones y otras cosas mas tengo 32 años la malla la colocaron por un prolapso de utero completo y lo peor de todo esque el utero se desprendio de nuevo. que debo hacer gracias.

Leave a Reply

National Law Journal Hot List Legal 500 Award