Demanda por la malla Avaulta


C.R. Bard se está enfrentando a cientos de demandas por la malla Avaulta por sus productos de malla pélvica Avaulta. Bernstein Liebhard LLP ya está representando a muchas mujeres en demandas por la malla transvaginal en tribunales estatales y federales y les está ofreciendo evaluaciones legales gratuitas a las personas que hayan sido lesionadas por algún producto de malla Avaulta de C.R. Bard, incluyendo:

  • Avaulta Plus BioSynthetic Support System
  • Avaulta Solo Synthetic Support System
  • Faslata Allograft
  • Pelvico Tissue
  • PelviSoft Biomesh
  • Pelvitex Polypropylene Mesh

Si usted o una mujer que quiere recibió uno de estos dispositivos de malla Avaulta de C.R. Bard durante una cirugía para tratar el prolapso de órganos pélvicos o la incontinencia urinaria de esfuerzo, podría tener derecho a iniciar una demanda por la malla Avaulta a fin de obtener una indemnización por sus facturas médicas, daños físicos y psicológicos y otros daños. Los abogados de Bernstein Liebhard LLP estarán a su disposición para contestar toda pregunta que pueda tener en relación con las lesiones a causa de la malla Avaulta, y pueden asesorarla acerca de la mejor manera de proceder en su caso. Para obtener mayor información sobre cómo iniciar una demanda por la malla Avaulta, por favor llámenos hoy mismo.

Complicaciones a causa de la malla Avaulta

Los dispositivos de malla Avaulta se implantan para sostener los músculos pélvicos debilitados en las mujeres que sufren prolapso de órganos pélvicos o incontinencia urinaria de esfuerzo. Como otros dispositivos transvaginales, los productos de malla pélvica Avaulta fueron aprobados a través del sistema de aprobación 510(k) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés), que les permite a los fabricantes médicos esquivar las pruebas humanas. En octubre de 2008, la FDA publicó la primera de dos advertencias de Notificación de Seguridad al público explicando que habían recibido informes de complicaciones “excepcionales” pero “graves” relacionadas con el implante de la malla en algunas mujeres. En 2011, la FDA cambió su postura, afirmando que las complicaciones en la malla transvaginal para reparar el prolapso no eran excepcionales. Para ese entonces, ya se habían relacionado más de 3.500 informes de complicaciones con la malla Avaulta y otros dispositivos de malla pélvica. Según la alerta de la FDA, los efectos secundarios más comunes informados en relación con la malla transvaginal eran los siguientes:

  • Erosión de la malla en la pared vaginal
  • Infección y sangrado
  • Encogimiento de la malla
  • Perforación del intestino, de la vejiga y del vaso sanguíneo
  • Dolor y malestar durante las relaciones sexuales
  • Dolor al orinar
  • Recurrencia del prolapso

En enero de 2012, la FDA publicó una solicitud que les exigía a C.R. Bard y a otros fabricantes de la malla transvaginal  a estudiar los riesgos de sus productos. La FDA ahora está considerando recategorizar la malla transvaginal como un dispositivo médico de alto riesgo.

Litigio de la malla Avaulta

Desde que la FDA comenzó a publicar alertas sanitarias sobre las complicaciones de la malla transvaginal, cientos de mujeres han iniciado demandas tanto en tribunales tanto estatales como federales por lesiones causadas por la malla Avaulta. Se han establecido dos litigios consolidados por la malla Avaulta en el Tribunal Federal de los Estados Unidos para el Distrito Sur del Oeste de Virginia y en la Corte Suprema de Nueva Jersey en el Condado de Atlantic. Jeffrey S. Grand, socio de Bernstein Liebhard LLP, está participando como abogado intermediario en el litigio por Avaulta en Nueva Jersey, y fue designado miembro del Plaintiff’s Steering Committee (Comité Directivo de Demandantes) en el litigio federal de Virginia del Oeste.

En julio de 2012, una mujer de California y su esposo, recibieron $5.5 millones por daños y perjuicios en una demanda por la malla Avaulta presentada contra C.R. Bard. Según su reclamo, la demandante había recibido un producto de malla Avaulta para tratar la incontinencia. Para el momento en el que presentó su reclamo, la demandante ya se había sometido a ocho cirugías correctivas para reparar el daño causado por el implante Avaulta, y se enfrentaba a la posibilidad de tener que someterse a futuras cirugías para quitar la malla restante.

¿Tiene preguntas sobre las demandas por la malla Avaulta? Póngase en contacto con un abogado hoy mismo

Si usted sufrió una lesión a causa de la malla Avaulta y está considerando presentar acciones legales, es importante que lleve el registro de sus citas médicas, días que se ausentó al trabajo y otros gastos relacionados con su lesión. También debería solicitarle a su médico una copia de sus historial médico. Para obtener mayor información acerca del proceso para presentar una demanda por la malla Avaulta, por favor póngase en contacto con Bernstein Liebhard LLP hoy mismo, llamando al 1-888-342-9902.

National Law Journal Hot List Legal 500 Award